El verano puede causar estragos en la salud del cabello, incluso aunque le hayamos aplicado protección. La combinación de sol, calor, la exposición al cloro de la piscina o a la sal del mar, es más que suficiente para hacer que tu melena luzca apagada, sin brillo, o encrespada, sobre todo, en cabellos teñidos o secos.

¿Qué hacer para ayudar a nuestro cabello a recuperarse?

  • Los rayos UV pueden ocasionar una degradación de tu color tanto natural como teñido, además de ocasionar una pérdida de queratina que lo deja más frágil y quebradizo. Una visita a tu peluquería para que te apliquen algún tratamiento específico para el cabello dañado, además de un saneamiento de puntas o un corte nuevo, ayudará a que recupere su buen aspecto.
  • También puedes optar por aplicarte algún tratamiento en casa. En este caso, es conveniente emplear un champú nutritivo, específico para cabello seco o estropeado, al menos durante algunas semanas hasta que tu pelo pueda recuperarse de los excesos del verano. No abuses del agua caliente y realiza el aclarado final con agua fría.
  • No te olvides del acondicionador en cada lavado. Aplícalo de medios a puntas. Para un aporte extra, sustitúyelo dos veces por semana por una mascarilla reparadora. Y no te olvides del sérum o el aceite, ambos grandes aliados para recuperar y mantener la hidratación.
  • Dale un descanso a tu pelo. Durante unas semanas prescinde de secadores, planchas, rizadores, stylers, etc. Todas estas herramientas suelen resecar el cabello.
  • No olvides que la alimentación es muy importante. Bebe agua suficiente, entre 2 y 3 litros al día, y apuesta por una dieta sana y equilibrada, rica en frutas y verduras.

Además, si necesitas una ayuda extra, recuerda que el Farmacia La Vera disponemos de varios productos Pilexil, que podrán ayudarte a fortalecer tu cabello y prevenir o paliar su caída.