Las altas temperaturas pueden tener efectos sobre la salud, por eso se debe estar muy pendiente cuando sufrimos calor extremo para combatir los posibles síntomas que nos pueden afectar. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad nos da estos consejos para hacer frente a las olas de calor:

  1. Beba agua y líquidos con frecuencia, aunque no sienta sed y con independencia de la actividad física que realice.
  2. No abuse de las bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que pueden hacer perder más líquido corporal.
  3. Aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, preste especial atención a bebes y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardiacas.
  4. Permanezca el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados, y refrésquese cada vez que lo necesite.
  5. Procure reducir la actividad física y evitar realizar deportes al aire libre en las horas más calurosas (de 12.00 a 17.00).
  6. Use ropa ligera, holgada y que deje transpirar.
  7. Nunca deje ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado (especialmente a niños, ancianos o enfermos crónicos).
  8. Consulte a su médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas.
  9. Mantenga sus medicinas en un lugar fresco; el calor puede alterar su composición y sus efectos.
  10. Haga comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.)

Si se siguen estos sencillos consejos podremos superar un poco mejor los calores veraniegos que toca padecer por estas fechas, y a todos ellos nosotras les añadiríamos un buen chapuzón en las aguas canarias, que eso refresca a cualquiera, pero después nada de quedarse al sol sin protección, si es posible a buscar la sombrita.

 

Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad