Apoyando la Semana Mundial de la Inmunización, prestaremos especial atención en nuestro blog al papel de la OMS y asociados que se han propuesto:
• destacar la importancia de la inmunización y las deficiencias que sigue presentando la cobertura mundial;
• señalar a los países donantes el valor de las vacunas y la importancia de que inviertan en la inmunización;
• poner de manifiesto cómo cada uno de nosotros, desde los donantes hasta la población en general, podemos y debemos impulsar el progreso de las vacunas.

Las vacunas constituyen una de las medidas sanitarias que mayor beneficio ha producido y sigue produciendo a la humanidad, previenen enfermedades que antes causaban grandes epidemias, muertes y secuelas. Las vacunas benefician tanto a las personas vacunadas como a las personas no vacunadas y susceptibles que viven en su entorno.

Mediante las vacunas hemos conseguido erradicar la viruela, estamos finalizando la erradicación de la poliomielitis en el mundo, el sarampión ha dejado de ser un problema frecuente en nuestro medio, no tenemos casos de difteria y otras enfermedades como la tos ferina, el tétanos, la hepatitis B, las meningitis meningocócicas están siendo controladas.

El calendario mínimo de vacunaciones de un adulto comprende las vacunas frente al sarampión, la rubéola y la parotiditis; la gripe, el tétanos-difteria y la vacuna frente al neumococo. Según la actividad profesional, estilos de vida, enfermedades que se padezcan, viajes…son de indicación frecuente otras vacunas como la vacuna frente a la hepatitis B o frente a la hepatitis A.

Tabla 1. Calendario básico de vacunaciones en adultos.

Tabla 1. Calendario básico de vacunaciones en adultos.

Edad/vacunas

18-34

35-64

60-64

Gripea

Neumocócicab

Tdc

Rubéola (TV)d

Varicela (V)e

a 1ºdosis anual. La vacunación antigripal en algunas CC.AA. se recomienda desde los 60 años. Consultar recomendaciones de cada CC.AA.
B 1 dosis. Poner una segunda dosis si la primera se la aplicó antes de los 65 años y han transcurrido más de cinco años.
C 2 dosis de recuerdo con un intervalo de 10 años entre ellas hasta un total de 5 dosis. En adultos que han sido correctamente vacunados durante la infancia hasta los 14 años es suficiente una dosis de recuerdo entre los 55 y los 65 años.
D Deben estar vacunadas todas las mujeres en edad fértil (utilizando vacuna triple vírica).
E Deben estar vacunadas todas las mujeres en edad fértil, siempre que no exista historia anterior de haber padecido la enfermedad.

 

Es importante recordar la necesidad de que también los adultos conserven el carné de vacunaciones para presentarlo en el sistema asistencial en caso de accidente, intervención quirúrgica y para el correcto seguimiento de la aplicación de las dosis de recuerdo de las vacunas.

Efectos secundarios de las vacunas

Aunque las vacunas se consideran medicamentos muy seguros, en ocasiones pueden aparecer algunas reacciones adversas como: enrojecimiento leve y dolor en el lugar de la inyección (son raras las reacciones locales más pronunciadas), fiebre o dolores musculares. En contadas ocasiones se han presentado reacciones alérgicas fuertes a alguno de los componentes de las vacunas.

Como ocurre con todos los medicamentos, existe un riesgo muy pequeño de que ocurra algún problema grave, pero este riesgo es siempre mucho menor que el derivado de contraer la enfermedad.