Ya comienza el otoño y con ellos los catarros y gripes, para evitarlos debemos vacunarnos.

La población susceptible de vacunación son:

  • Enfermedad respiratoria crónica (p. ej. fibrosis quística, displasia broncopulmonar, bronquiectasias, asma e hiperreactividad bronquial, etc.).
  • Enfermedad cardiovascular grave (congénita o adquirida).
  • Enfermedad metabólica crónica (p. ej. diabetes mellitus, errores congénitos del metabolismo, etc.).
  • Enfermedad crónica renal (p. ej. insuficiencia renal, síndrome nefrótico, etc.) o hepática.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal crónica.
  • Enfermedades reumáticas.
  • Inmunodeficiencia congénita o adquirida.
  • Enfermedad oncológica.
  • Enfermedad hematológica moderada o grave.
  • Enfermedad neuromuscular crónica y encefalopatía moderada o grave.
  • Obesidad mórbida.
  • Prematuridad, preferentemente <35 semanas o existencia de comorbilidad.
  • Síndrome de Down y otros trastornos genéticos con factores de riesgo.

Si está dentro de estos grupos de riesgo consulte con su médico o enfermera de referencia.